+34 609 12 37 18 bibliobuses@aclebim.es

A partir del fin de la desescalada y el comienzo de la denominada “Nueva Normalidad” el 22 de junio de 2020, las comunidades autónomas recobran sus competencias en sanidad y seguridad e higiene, empezando a redactar distintas normativas y recomendaciones en este sentido, según los territorios de su jurisdicción.

En este contexto plural en las medidas y confluyente en los objetivos, se hace necesaria la adaptación del Protocolo de reapertura de los servicios de biblioteca móvil tras la pandemia covid19, publicado por ACLEBIM el 29 de abril de 2020.

Como en el anterior protocolo, el presente conjunto de pautas se ha redactado con el objetivo de marcar las condiciones de servicio en los Bibliobuses que garanticen la seguridad y la prevención sanitarias fijadas por las distintas administraciones regionales para todos los profesionales y usuarios que trabajan y se benefician de este servicio respectivamente.

El espíritu de este protocolo está guiado tanto por la preservación de la seguridad y de la salud como la necesidad de restitución a la población de un servicio bibliotecario que le pertenece por su carácter público, con sus compromisos de calidad y de prestaciones, que esté siempre a la altura de los servicios sanitarios y sociales que han atendido a la población durante la pandemia.

La tragedia del covid19 ha sido un duro golpe para las personas y sus comunidades, donde la pérdida de seres queridos, el miedo, la quiebra económica y la incertidumbre han mermado con creces la calidad de vida de que venían disfrutando, y las bibliotecas móviles, servicios eminentemente sociales, siempre al servicio de los más vulnerables y desfavorecidos, tienen la obligación de ayudar de lleno en su restitución, mediante su plena presencia, su amplia gama de servicios en pro del crecimiento personal y comunal, y todo aquello a su alcance, incluido el consuelo.

La redacción de las presentes pautas ha sido realizada sin perder de vista, para su cumplimiento y posibles adaptaciones ulteriores, las superiores directrices que vayan emanando de las autoridades sanitarias y de los órganos competentes en la seguridad e higiene en el trabajo; al tiempo que, su posible aplicación estará siempre ligada a la situación de “nueva normalidad” aplicada por el Gobierno de la Nación.

Equipamientos de seguridad y prevención.

Los profesionales irán provistos de mascarillas y/o viseras de pantalla. Además, contarán con toallitas desinfectantes y gel hidroalcohólico en la mesa de atención al público.

La mesa-mostrador de atención al público estará precedida de una línea de seguridad trazada en el suelo para guardar el turno de los usuarios a ser atendido. En la propia mesa existirá una mampara transparente para protección del bibliotecario con una altura suficiente para que sobre pase la altura media de una persona de pie.

 

 

Se instalará un dispensador de gel hidroalcohólico en la puerta de acceso al bibliobús, con las instrucciones necesarias para su correcta utilización.

El personal de bibliobús dispondrá de bolsas de plástico para guardar los documentos devueltos, aparte de cajas para recoger las devoluciones.

Tras las escaleras, en el interior del bibliobús se contará con una alfombra desinfectante, y una alfombra secante después de la anterior.

El interior del bibliobús, aparte de la limpieza ordinaria, será desinfectado al finalizar cada jornada, por cualquiera de los procedimientos legalmente reconocidos.

Al finalizar la visita a cada población, el personal encargado de la limpieza desinfectará barandillas, pasamanos y superficies de contacto reiterado por los usuarios.

Modalidades del servicio presencial.

La atención al público se dispensará dentro del bibliobús.

El bibliobús habrá de contar con todo el material de prevención, protección y desinfección ya mencionado, exigiéndose en todo momento el estricto cumplimiento de las “Normas de seguridad de acceso para el público” contenidas en este protocolo.

Con este procedimiento, se habilita el libre acceso de los usuarios a las colecciones.

No estará permitido el acceso a ninguna persona que no lleve puesta la mascarilla. Así mismo, será obligatorio el uso del gel hidroalcohólico para subir al bibliobús.

La presencia simultánea de usuarios dentro del bibliobús quedará limitada en proporción a las dimensiones del habitáculo.

El bibliotecario recibirá a los usuarios en su mesa, de uno en uno, mientras los demás guardan turno detrás de la línea de separación de la mesa.

El conductor, cuando exista, atenderá que ninguna persona suba al bibliobús sin mascarilla ni sin usar el gel hidroalcohólico en las manos, así como de que no accedan al bibliobús al tiempo más usuarios de los reglamentariamente dispuestos según las dimensiones del habitáculo.

Las personas en espera fuera del bibliobús, guardarán turno respetando la distancia de seguridad de 1,5 m.

Se dará preferencia en el acceso a las personas mayores.

En las localidades con dos paradas, se respetará la separación estricta entre usuarios adultos e infantiles, para que cada grupo de edad sea atendido en la parada que le corresponda.

Los colegios mayores de 12 alumnos serán atendidos mediante lotes, por aulas, a solicitud del docente responsable de la misma, bien de forma presencial en la visita del bibliobús, bien con antelación suficiente haciendo uso de cualesquiera de las direcciones de acceso (teléfonos, correo electrónico, redes sociales, app, el propio bibliobús…) Los docentes recogerán los lotes en el bibliobús, y podrán ir acompañados de entre dos y tres alumnos si lo desean para evitar la desvinculación presencial de los niños respecto del bibliobús.

La puesta en marcha del servicio bibliotecario en el interior del bibliobús dependerá de la aplicación íntegra de las condiciones que aseguren la utilización pública del habitáculo con todas las garantías sanitarias y de seguridad para la salud de todos.

Normas de seguridad de acceso para el público.

Todas las personas que deseen acceder a los servicios del bibliobús deberán ir provistas de mascarilla y hacer uso del gel hidroalcohólico en las manos instalado en la puerta de acceso, incluso cuando lleven puestos guantes.

El público respetará siempre los indicadores dispuestos para ello, así como las instrucciones que vaya recibiendo del personal.

Las normas de acceso estarán claramente expuestas en el exterior e interior del bibliobús.

Procedimientos preventivos con las colecciones.

Todos los documentos devueltos serán guardados en bolsas de plástico, en el mismo momento de la devolución, depositadas a su vez en cajas, que serán guardadas durante el tiempo de cuarentena fijado por cada comunidad autónoma, en un lugar adecuado y poco frecuentado de las instalaciones, con una clasificación por fechas, de forma que, transcurrida la cuarentena, se puedan ir reincorporando a la colección.

Actividades de animación a la lectura y de extensión cultural.

La organización y realización de actividades colectivas se regirá por los parámetros de aforos y volumen de asistentes contemplados por la normativa general para los diferentes tipos de eventos.

Condiciones de seguridad en la base central.

Siguiendo las distintas disposiciones del conjunto de las comunidades autónomas españolas, se tendrán siempre en cuenta el uso de mascarillas para todo el personal, dispensadores de gel hidroalcohólico y distancia de seguridad entre los operarios en todo momento.

Cuando las circunstancias espaciales lo permitan, habrá que establecer itinerarios de tránsito con el fin de evitar contactos fortuitos.

Además de todo lo citado, las condiciones básicas de higiene personal y lavado de manos se contemplarán siempre.

Calle Pradillo 5, 24191
Villabalter, León

bibliobuses@aclebim.es

+34 609123718

2020 | Diseño web y SEO La Central